Buscar
España Francia Italia Rumanía Escocia Suiza Bulgaria
Cataluña Andalucía Aragón Baleares Canarias Castilla-León C. Valenciana
Cataluña
Alt Camp
Alt Ampurdà
Alt Penedès
Alt Urgell
Anoia
Bages
Baix Empordà
Baix Camp
Baix Ebre
Baix Llobregat
Baix Penedès
Barcelonès
Berguedá
Cerdanya
Conca de Barberà
Garrigues
Garrotxa
Gironés
Maresme
Moianès
Montsià
Ruta 1
Ruta 2
Ruta 3
Ruta 4
Ruta 5
Ruta 6
Ruta 7
Noguera
Osona
Pallars Jussà
Pallars Sobirà
Pla d`Urgell
Pla de l`Estany
Priorat
Ribera de Ebro
Ripollès
Segarra
Selva
Solsonès
Terra Alta
Urgell
Val d`Aran
Vallès Occidental
Vallès Oriental
Montsià
MON 006_Sant Carles de la Ràpita
Espai Natural Protegit de la Serra del Montsià
Sant Carles de la Ràpita_Font de Burgar_Freginals_Mas de Mulet_Sant Carles de la Ràpita
Mapes Comarcals de Catalunya. Montsià. 1:50.000. Institut Cartogràfic de Catalunya (ICC).

Resumen
Distancia: 47 Km
Desnivel: 1150 m
Tiempo: 5 H 0 min
Dificultad: difícil
Informacio
  Imprimir Itinerario
  Descargar track
  Álbum de fotos
Ruta de contacto:
MON 007_Les Cases d’Alcanar_Ulldecona
Map
fullsize map

Profile
Profil

ITINERARIO
Vuelta a la Sierra del Montsià

Vuelta que nos descubre la Sierra de Montsià desde todas sus vertientes con un trayecto apasionante que combina todo tipo de caminos desde pistas asfaltadas a senderos técnicos que dan sentido a la bicicleta de montaña y que harán las delicias de los viajeros más exigentes.

Salimos del pueblo en dirección a montaña. En la parte alta tomamos el Camino del Aiguassera. Cruzamos la carretera volteando por la izquierda la masía que encontramos al final de la pista. Un sendero nos conecta con una pista asfaltada que pasada una planta de energía solar cambia de dirección. Continuamos por el Camino de la Font en paralelo al Barranco del Solito, una zanja profunda que las aguas de la sierra han socavado. La pista termina en Cocó de Sant Roc.

Los cocons son hoyos naturales abiertos en la roca, dentro de los cuales se pone agua cuando llueve. Muy aprovechados por los habitantes de la zona, la Sierra de Montsià, relativamente seca, cuenta con un gran número de cocons que los autóctonos aprovechaban para recoger el agua de la lluvia. Principalmente servían para abrevar el ganado pero algunos han sido modificados o trabajados por la mano humana con el fin de aumentar su capacidad, para proteger el agua o sencillamente para fabricarlos.

Enfilamos un sendero que pasa por los restos del antiguo Corral del Maret. Empujamos la bici un corto tramo para ganar altura hasta que el camino se suaviza. Disfrutamos de lo lindo de este sendero que nos deja cerca del parking del Cocó de Jordi. Continuamos por el sendero de Mata-redonda, camino que lleva a la histórica masía ubicada bajo el pico del mismo nombre, que nos adentra de lleno en el corazón de la sierra. Antiguamente, este camino fue muy transitado tanto por los colonos que se desplazaban hasta la Ràpita, como por los pastores, carboneros, caleros, cazadores y muchas otras personas que desarrollaban sus actividades en la sierra. El sendero es una delicia que gustará a los amantes de las trialeras.

Cuando pasamos al otro lado del barranco hay que empujar la bici un pequeño tramo. Al poco, encontramos el GR-92 que baja de la parte alta de la sierra del Montsià y que sube hacia los Plans de la Galla, camino que seguimos para continuar la ruta. Fuera de la ruta está la fuente y el encinar de Burgar, uno de los lugares más emblemáticos de la sierra del Montsià. La visita es recomendable ya que se trata de un bosque de vegetación densa y exuberante de un enorme valor ecológico y paisajístico, que ya aparece documentado durante la segunda mitad del siglo XII. La madera de las encinas se empleaba para hacer herramientas, muebles y, incluso, para construir barcos. La leña se utilizaba, al mismo bosque, como combustible para los hornos de cal, aunque también quemaba.

La subida a los Plans de la Galla tiene algún punto empinado que hay que hacer a pie. El trayecto pedaleando bajo los riscos de la Loma del Burgar por un camino aéreo que se despliega sobre el valle al final del cual, tras las montañas, se vislumbra San Carlos de la Rápita y el mar inmenso, es muy reconfortante por su belleza innata.

Desde la Bassa de la Galla, ubicada en el collado, iniciamos un magnífico descenso siguiendo el GR-92, un magnífico tramo de sorprendentes panorámicas de la gran llanura deltaica, un territorio armonioso formado de campos de arroz, lagunas y el paso cansado del río Ebro, artífice de este atractivo paisaje, después de un largo viaje desde la cordillera cántabra hasta el Mediterráneo.

El sendero termina en el fondo del valle del Barranco de Coll Llarg. Navegamos por la planicie enlazando pistas y caminos rurales varios que nos permiten alcanzar la vertiente ponentina del macizo. Accedemos al otro lado de la sierra por un amplio collado entre las cumbres de Mata-redona y Montsianell. A partir de aquí nos espera un largo trayecto entre los municipios de Freginals y Ulldecona pedaleando por una llanura alargada enmarcada entre el Monstià y la Sierra de Godall.

Aunque al inicio del camino, en la base del Mata-redonda hay una gran finca donde se cultivan cítricos, el árbol por excelencia de esta zona es el olivo. Pedaleamos por un paisaje humanizado formado por bonitos márgenes de piedra seca, casetas de campos y olivos por doquier, los más grandes y viejos de Cataluña, algunas de ellos milenarios. Los olivos fueron la base de la economía y del crecimiento contemporáneo de los pueblos del interior de la comarca, y han conformado una manera de vivir. Aún hoy su producción, centralizada mayoritariamente en las cooperativas agrícolas, es de un volumen muy importante.

Siempre pedaleando bajo la atenta mirada de los relieves abruptos de la sierra, esta nos engulle de nuevo en el Barranco de las Colinas. Llegamos al Mas de Mulet, donde empieza un antiguo camino de carro que por el interior de la sierra comunicaba con Las Casas de Alcanar. El primer tramo del "Camino de Mas de Mulet a la Revertera", nombre con el que se conoce, hasta la masía Bitxac es una pista forestal rodeada de olivos. Durante el trayecto podemos ver antiguos bancales, ahora abandonados, que trepan por las laderas de las montañas que rodean el pequeño valle. A partir de la casa Bitxac comienza un camino muy antiguo por donde transitaban carros tal como demuestra las señales que, si nos fijamos bien, todavía se pueden ver marcadas en la algunos lugares sobre la piedra.

El primer tramo del sendero lleva hasta una pequeño collado donde nos desviamos a la izquierda siguiendo el Camino de Roca-Roja, un nuevo sendero que nos permite cruzar la sierra por la cima de la Moleta. Un fantástico viaje que hará las delicias de los ciclistas amantes de este tipo de caminos. A partir de la cima el sendero pierde altura repentinamente y presenta algunos tramos de fuerte pendiente donde hay que extremar las precauciones. Durante la bajada disfrutamos de buenas panorámicas de la singular morfología de la Banya del Delta del Ebro.

El camino termina cerca de la gran fábrica de cemento que hay entre la cordillera y el mar. Una industria que extrae los materiales de la ladera de la montaña y que ha dejado en el paisaje una enorme herida que nunca más cicatrizará. Para volver a San Carlos de la Rápita vamos enlazando caminos que dibujan un trayecto que marcha en paralelo a la vertiente este del Montsià. Cerca de San Carlos pasamos junto a antiguas torres de defensa construidas a finales del siglo XVI que formaban parte del conjunto de defensa del puerto de los Alfaques con el objetivo de vigilar y defender la línea de costa de los ataques de los piratas turcos y árabes que en aquellos momentos se intensificaban. Son torres de planta cuadrada con piedra bien cortada en los ángulos, almenas y matacanes.

Abril de 2019

CENTROS DE INTERÉS
Encinar de Burgar. Mas Mulet. torres de

RESTAURANTES / ALOJAMIENTOS
http://turisme.larapita.cat/