Buscar
España Francia Italia Rumanía Escocia Suiza Bulgaria
Cataluña Andalucía Aragón Baleares Canarias Castilla-León C. Valenciana
Cataluña
Alt Camp
Alt Ampurdà
Ruta 1
Ruta 2
Ruta 3
Ruta 4
Ruta 5
Ruta 6
Ruta 7
Ruta 8
Ruta 9
Ruta 10
Ruta 11
Ruta 12
Ruta 13
Ruta 14
Ruta 15
Ruta 16
Ruta 17
Ruta 18
Ruta 19
Ruta 20
Ruta 21
Ruta 22
Ruta 23
Ruta 24
Ruta 25
Ruta 26
Ruta 27
Ruta 28
Alt Penedès
Alt Urgell
Anoia
Bages
Baix Empordà
Baix Camp
Baix Ebre
Baix Llobregat
Barcelonès
Berguedá
Cerdanya
Conca de Barberà
Garrigues
Garrotxa
Gironés
Maresme
Moianès
Montsià
Noguera
Osona
Pallars Jussà
Pallars Sobirà
Pla d`Urgell
Pla de l`Estany
Priorat
Ribera de Ebro
Ripollès
Segarra
Selva
Solsonès
Terra Alta
Urgell
Val d`Aran
Vallès Occidental
Vallès Oriental
Alt Ampurdà
AEM 027_Sant Pere Pescador
Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà
Sant Pere Pescador_L’Armentera_Montiró_Pelacalç_Viladamat_Cinc Claus_Empúries_Sant Martí d’Empúries_Sant Pere Pescador
Mapes Comarcals de Catalunya. Alt Empordà. 1:50.000. Institut Cartogràfic de Catalunya (ICC).

Resumen
Distancia: 28 Km
Desnivel: 35 m
Tiempo: 2 H 15 min
Dificultad: fácil
Informacio
  Imprimir Itinerario
  Descargar track
  Centros de interés
  Álbum de fotos
Map
fullsize map

Profile
Profil

ITINERARIO
Un mundo plano de humedales y horizontes mediterráneos de profundas raíces históricas

Un viaje placentero lleno de belleza paisajística e histórica. Pedalear junto a los humedales de la llanura ampurdanesa, dejarse llevar por la belleza de la desembocadura del Fluvià o sentir la brisa fresca mediterránea en la piel a la vez que descubrimos centros históricos de altos vuelos como el yacimiento arqueológico de Empúries o los pequeños núcleos de Sant Martí de Empúries o Cinc Claus es un placer para los sentidos y una vivencia extraordinaria.

Pasamos a la otra banda del río Fluvià y seguimos por el margen derecho hasta encontrar la pista de l’Armentera. Navegamos por un territorio con una mínima elevación respecto al nivel del mar. La horizontalidad del terreno es tal que las cordilleras lejanas como los relieves de Cap de Creus, Montgrí e incluso los Pirineos, parecen cercanos.

Conectamos, con la calma que da pedalear sin esfuerzos, los núcleos de Montiró, Pelacalç, Vilademat y Cinc Claus. Navegamos por un paisaje aparentemente monótono entre grandes extensiones de cultivo de fruta dulce, especialmente manzanos, y prados de pastos ricos en gramíneas y leguminosas rodeados por canales de riegos de drenaje y árboles de ribera. Generalmente muestran una distribución geométrica, ya que son fruto de un proceso histórico de desecación de la plana.

La aldea de Cinc Claus lo forman cinco masías centradas alrededor de la ermita de Santa Reparada. Construido sobre un enclave calizo tiene una elevación máxima de poco más de 5 m. sobre el nivel del mar, elevándose ligeramente por encima de la llanura circundante correspondiente a la antigua plana del Ter. Dejamos el núcleo en dirección a la Escala. El territorio presenta aquí un paisaje típico de humedales. Enfilamos por una colina redondeado que nos da una perspectiva más precisa del territorio con una mínima elevación. Una antigua muralla romana nos indica que llegamos al yacimiento de las Ruinas de Empúries.

No hay que estar particularmente interesado en historia o en arqueología para rendirse al encanto de las excavaciones de Empúries. Los griegos se establecieron aquí a principios del siglo VI antes de Jesucristo, y más tarde los romanos iniciaron la romanización de la península (s. II aC.) también desde este lugar, no sólo por las razones estratégicas que les brindaba el golf de Roses, sino también por la indudable belleza de este enclave.

El nombre actual de Empúries proviene del término griego "Emporion" que significa centro de compras o centro comercial, y describía fielmente el propósito del sitio ya que la ciudad se construyó inicialmente en el antiguo delta del río Fluvià, cruce de varias rutas comerciales, y con un puerto natural que ofrecía una buena protección a las naves comerciales.

El primer asentamiento griego está datado en el siglo VI aC. Su emplazamiento se ubicaba en la actual población de St. Martí d’Empúries (pala Polis) que en aquella época se encontraba totalmente rodeada de agua, y que más tarde se integraría en el litoral gracias a las aportaciones de sedimentos del Fluvià.


Bajamos hasta la bonita playa del Portitxol desde donde tenemos una bonita postal de la Escala coronada por la torre de Montgó y del Golfo de Roses, cerrado al norte por la Sierra de Roda y la montaña del Pení. Continuamos por el camino de ronda, perfectamente arreglado hasta el pequeño núcleo de Sant Martí d'Empúries.

Llegamos al Riu Vell, también llamado Fluvià Vell ya que estamos en la antigua desembocadura del Fluvià. El trazado del lecho actual, desde Sant Miquel de Fluvià hasta llegar al mar, ha sido recortado por acción del hombre en más de 2,5 km como consecuencia de las extracciones de áridos y las canalizaciones efectuadas en los últimos treinta años .

Cruzamos la pasarela y entramos de lleno en el humedal del Riuet, una considerable extensión de cañizar que puede estar inundada; tal y como la hemos encontrado, atravesarla por el camino que hay, obliga a mojarse los pies (se puede evitar por la antigua carretera de Empúries que el vuelta por el norte). La sensación de pedalear por un espacio que parece virgen es, a pesar del agua que nos moja, realmente gratificante. Un paisaje deltaico con dunas que nos separan del mar domina este corto tramo.

La belleza del paisaje queda truncada por los dos enormes campings que ubicados frente a la costa nos obliga a bordearlos por un camino segregado de la carretera. Nos vamos en paralelo a la costa con algún tramo arenoso, siempre cambiantes, que dificulta la progresión con comodidad. La inmensa playa del Golfo de Roses está salpicada de los colores llamativos de los parapentes que empujados por el viento, arrastran figuras embutidas en neopreno deslizándose por sobre las aguas a gran velocidad.

Llegamos a la desembocadura actual del Fluvià, aunque el último tramo se debe hacer a pie por la arena que hay en el camino (se puede evitar por pista si no se quiere ir hasta la desembocadura). A pesar de la pequeña desembocadura, el Fluvià aguas arriba es amplio y desprende un azul intenso. Volvemos a Sant Pere Pescador siguiendo el sendero del margen izquierdo. Un trayecto por la orilla del río de gran valor ecológico y un lugar idóneo para la observación de aves y vegetación de ribera. Especial atención merece la isla fluvial de Caranaby donde hay uno de los bosques de ribera más extensos, bien estructurados y conservados del Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà y de todo el litoral catalán y un punto importante de invernada y nidificación de aves.

Marzo de 2018

CENTROS DE INTERÉS
Castillo de Cinc Claus_Ermita de Santa Reparada de Cinc Claus_Yacimiento Arqueológico de Empúries_Sant Martín de Empurias

RESTAURANTES / ALOJAMIENTOS
https://www.visitlescala.com/